La importancia del ejercicio en los perros.

La importancia del ejercicio en los perros.


En iFetch promovemos antes que todo, la importancia del ejercicio en nuestros amigos de cuatro patas. 

La falta de ejercicio físico es una de las principales razones por las que los perros presentan problemas de conducta. Si en tu casa hay destrozos, tu perro no para de ladrar en todo el día, marca por todos lados con su pipí, muerde los muebles, etc. es muy probable que estés ante un problema de ansiedad grave. La ansiedad se produce cuando la energía natural del perro no es liberada. Al no poder liberar ese nivel de energía, aparece la ansiedad y la ansiedad solo es calmada cuando se agota. ¡Tal como nosotros!, los humanos. Si no le ofreces la oportunidad de realizar ejercicio físico, tu perro la agotará como pueda, normalmente, con conductas que para ti son inadecuadas.

Estar físicamente activo también ayuda a mantener un peso adecuado. Algunas razas tienen tendencia al sobrepeso, como por ejemplo los Dachshund, Beagle, Basset Hound, Pug, entre otros. También después de la castración, algunas perritas tienden a engordar.

Sin embargo, es muy importante saber qué tipo de ejercicio y con qué intensidad es adecuado hacerlo, de acuerdo a la edad y raza.

• La edad del perro.

Los perros cachorros tienen mucha energía, sin embargo están en pleno crecimiento y desarrollo de sus huesos y articulaciones, por lo que la actividad intensa jamás es recomendable. Un cachorro necesita realizar ejercicio frecuente pero a baja intensidad. Salir a dar varios paseos al día, jugar con la pelota, freesbee, etc., pero no permitas que te acompañe a correr o a ir en bici si vas a hacer kilómetros. Un perro a partir de los 8 años empieza a ser anciano, por lo que la intensidad del ejercicio debe parecerse a la de un cachorro, pero sin tantos juegos que puedan obligarle a hacer algún movimiento brusco. 

• La raza del perro.

Investiga sobre los requerimientos físicos de la raza de tu perro. No todas las razas tienen el mismo nivel de energía. Por ejemplo, el Dálmata es uno de los perros con mayor nivel de energía. Opuestamente, el Basset Hound es un perro que apenas necesita dar dos paseos diarios y algún juego para sentirse estupendo el resto del día. Descubre la raza o cruce de razas de tu perro para conocer su exigencia física y asegúrate de aportarle lo que necesita.

Algunas ideas de ejercicios para tu perro.

- Llévalo al parque y déjalo que corra un buen rato. En Montevideo, estas son las zonas habilitadas para que puedas dejarlo suelto sin la correa.

- Llévalo a sociabilizar con otros perros. Existen personas especializadas que se encargan de hacer paseos, adiestramiento y actividades en manada.

- ¡Regálale un iFetch! Te encantará ver a tu perro jugar a traer la pelota hasta quedar con la lengua afuera de felicidad. Y lo mejor de todo, una vez que lo haya aprendido a usar por sí solo, puede jugar mientras tu trabajas (¡o hacer un show cuando estás en casa!)

Recuerda SIEMPRE tener agua contigo si salen a jugar o caminar lejos de casa. Tu perro debe estar siempre hidratado.

Estar físicamente activo, ayuda a reducir el estrés y vivir a una vida más larga y feliz. Ojalá nosotros lo entendiéramos igual. Perros y humanos viviríamos de forma equilibrada siempre.


Fuentes: El encantandor de perros / iFetch USA